3 jul. 2000

El problema de las flores de los calabacines enanos o el no método científico.


Últimamente por cuestiones de moda o por necesidades económicas muchas personas se han puesto el sombrero de hortelano y se han dedicado a plantar huertos (en azoteas, en pequeños jardines o pequeños parcelas), pero sin tener ninguna experiencia previa. Ese es mi caso.

Una mañana me fui al vivero, compre plantitas de pimientos, tomates, calabacines, etc. Después de abonar un poco el terreno con humus (restos de materia orgánica del jardín) plante mis plantitas, regué y me dedique a esperar a que crecieran. Pasadas unas cuantas semanas, las plantitas de calabacines se habían convertidos en grandes plantas ya que la temperatura de la primavera había sido buena, yo había abonado y regaba regularmente en cuanto veía que la tierra empezaba a secarse. Pero, había un problema, la planta echaba sus flores, salía un pequeño calabacín y pocos días después el pequeño calabacín se arrugaba y se moría.

¿Qué estaba pasando?

Yo no conocía a ningún agricultor experimentado, pues a buscar en Internet las posibles causas y las posibles soluciones. Pronto me dí cuenta que era un problema que se repetía en muchos foros, pero las soluciones que daban eran muy diversas:

- Problemas en el abonado del suelo.

- Enfermedades víricas, bacterianas etc.

- Problemas con los insectos polinizadores (el calor o enfermedades estaban acabado con las abejas, etc.)

- Había que plantar varias plantas, porqué el calabacín era una planta dioica (es decir, plantas machos y plantas hembras)…

Como eran demasiados factores para aclarar la situación, una vez establecido el problema (la planta no da calabacines maduros), había que pasar a la fase 2, observación.

Las plantas tienen buen aspecto: hojas grandes de color verde intenso, sin mordeduras de insectos, tallo grueso, un crecimiento rápido y con flores aparentemente todas iguales y sanas. Esto me hizo descartar que hubiera un problema carencial (falta de un elemento esencial para el crecimiento, como nitrógeno, fósforo, etc.). Problemas de enfermedad tampoco se veía aparentemente. Respecto a los insectos, las flores estaban siempre llenas de hormigas y además el resto del huerto iba bien.

Había que centrarse en las flores, aparentemente estaban sanas, pero el problema de si la planta era monoica o dioica me preocupaba. Si tienes un huerto con 50, 70, 100 plantas de calabacines por pura probabilidad tendrás plantas machos y plantas hembras. Pero si tienes 1, 2, 3, el azar te puede hacer una mala pasada y solo tener plantas machos o solo tener plantas hembras. Recuerdo haber leído en algún foro que los calabacines machos eran pequeños, pero eran muy sabrosos (es falso, como luego aclarare). Volviendo a las flores, muchas de las plantas que cultivamos son plantas hermafroditas (son machos y hembras a la vez, es decir monoicas), y dentro de estas las hay con flores hermafroditas o con flores masculinas y femeninas separadas.

Resumiendo para no liarnos:

a) plantas dioicas: cada planta tiene un solo tipo de flor, masculina o femenina.

b) Plantas monoicas: cada planta tiene los dos tipos de flores, masculina y femenina. Y dentro de estas b1) Flores masculinas y femeninas separadas en el tallo.

B2) Flores masculinas y femeninas juntas en el tallo.

Cuando comencé a observar mis plantas de calabacines, yo solo veía un tipo de flor. Además no veía nada que se le pareciera a los estambres.

O bien yo había comprado solo plantas hembras o a mis dos plantas se le habían olvidado construir flores machos.

Tenía dos opciones, o esperar y ver que pasaba o irme a buscar información sobre que tipo de flores tienen (no hay que volver a inventar el fuego en el siglo XXI) el Cucurbita Pepo (calabacín): son plantas monoicas con flores unisexuales.

Solo me quedo esperar, varias semanas después empezaron a salir flores masculinas.

Como el tema de los insectos no lo tenía claro, solo veía hormigas atiborrándose de néctar y ni un solo insecto volador, cogí un pincel y me dedique a fecundar flores, como hizo mi querido Mendel.

En otra ocasión os contare como estaban de sabrosos los calabacines.




flores masculinas

flores femeninas

No hay comentarios: